8.12.15

Sonata de primavera - Ramón de Valle-Inclán

Ficha técnica:

Título original: Sonata de Primavera.
Autor: Ramón del Valle-Inclán.
Editorial: Alianza Editorial.
Nº de páginas: 134.
Año de publicación: 1904.  


Crítica:

Sonata de primavera nos sitúa sobre la piel del Marqués de Bradomín el cual tiene por encargo entregarle una carta papal al obispo de Ligura. Sin embargo, al llegar, el eclesiástico se encuentra bastante enfermo y la silenciosa muerte lo acecha. Durante su estancia se enamora de una de las hijas de la princesa y tal muestra de afecto le provoca un problema en más de una ocasión.

La acción se desarrolla, durante toda la obra, en un deslumbrante palacio renacentista con una profunda decoración, un jardín laberíntico, grandes salones y fuentes de nobles mármoles.

El autor nos retiene en un ambiente bello, despreocupado, lujoso y completamente ajeno a nuestra realidad. Su atención hacia el paisaje va más allá del descripcionismo realista; se trata de expresar la emoción ante él. Además que Valle lo sobrecarga de literatura y arte clásicos.

Respecto a los personajes; el marqués aún es joven y en ciertos puntos de la obra muestra un ingenio respetable, pero por otro lado, su lado más donjuanesco me resulta bastante repulsivo. Si bien al principio se muestra gallardo ante la antipatía que le muestra la princesa o el mayordomo, es capaz después de salir airoso de cualquier accidente.

María Rosario es una mujer educada desde un primer momento por la doctrina cristiana católica. Y poco a poco irá identificando al marqués (debido a su tosca insistencia) con el diablo. Se demoniza la atracción sexual y el punto más alto es cuando fallece una de sus hermanas por accidente.

Todos los personajes - princesa Gaetani, mayordomo, el marqués, las viejas y los eclesiásticos- comparten una profunda religiosidad y una aspiración a la pureza. Aunque, quitando a las hijas de la princesa cuyos pensamientos son frutos de la ignorancia, se muestran bastante hipócritas cuando su egoísmo u odio es mayor.

Es una gran obra, sin duda. Tiene una narración limpia, clara y melódica que hace que la lectura, pese a estar sobrecargada de detalle, sea amena y rápida. Aun así, personalmente no puedo decir que me haya fascinado. Independientemente de su calidad mis tendencias literarias no corresponden con las sonatas.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! no lo he leído, pero de momento no me llama demasiado.
    Vengo de la iniciativa Granitos de Arena, ya te sigo :)
    Un beso.

    ResponderEliminar