19.1.16

El pianista - Manuel Vázquez Montalban

Ficha técnica:
Título: El pianista.
Autor: Manuel Vázquez Moltalbán.    
Editorial:  RBA Editores, S.A.
Nº de páginas: 283 págs.
Año de publicación: 1985.


Sinopsis:

Reflexión sobre el papel del artista en la sociedad contemporánea, en esta novela asistimos a la confrontación de dos vidas: frente a la confrontación de dos vidas: frente a la patética imagen del protagonista, un pianista que es símbolo de una España que ha perdido la guerra no una sino varias veces, se erige la figura histrónica de un compositor de éxito, que ha vivido la bohemia feliz del París de las vanguardias. Tres son los escenarios y momentos en que nos es dado contemplarlos: la Barcelona actual, la de los años cuarenta y el París de 1936.


Opinión:

Como bien dice la sinopsis, el libro se estructura en tres partes claramente remarcadas que, en conjunto, muestran un cuadro completo de la vida del músico Albert Rossell y la posición del artista ante la sociedad y los cambios políticos y económicos del momento.

En la primera parte podemos observar a un grupo de amigos que han vivido la conocida transición española. Irene, Luisa y Ventura reproducen a unas generaciones nacidas en la post-guerra cuya personalidad se ve influencia por movimientos de contracultura (como el amor libre y una peculiar bohemia) y un antifascismo bastante suave. Se les presenta desconcertados, como si la transición pusiese en jaque su modo de vida e ideología. Se siente que les cuesta adaptarse y miran con bastante recelo a quienes consideran unos vendidos.

Por otro lado, hay varios personajes secundarios que caracterizan al polo opuesto: gente que con el tiempo han ido siendo cada vez más conservadores, abandonando su rebeldía y viendo a ésta como un producto de la inmadurez. Una pareja que se adapta a la convencionalidad, niega el pasado y se limita a ser políticamente correcta dentro de un parámetro de derechas.

En esta parte, aunque no mencionan su nombre de forma explícita, aparece el verdadero protagonista como el pianista de un club de barrios populares.


La segunda parte nos sitúa en la misma Barcelona pero en los años cuarenta. Esta vez se presenta una sociedad cada vez más moldeable y conformista. Recuerdan con nostalgia otros tiempos e insultan en voz baja a los fascistas. Un republicanismo derrotado que evoluciona progresivamente a un estado de ignorancia e inmadurez.

El protagonista, antiguo militante anarquista encarcelado seis años tras la guerra civil, se presenta como un músico sin instrumento. Esto fascina a todo el mundo de aquellos barrios, bastante pobres, mostrando el panorama cultural del momento.

Sin embargo una vecina sí tenía un piano, y es en su casa donde encuentra, en un recorte de periódico, a Luís Doria. Oportunista, ambicioso, talentoso; era un antiguo amigo suyo con el que convivía en París. Este será, por así decirlo, el protagonista que marca una gran distorsión de actitudes frente al mundo.

Uno, el protagonista, abraza a la libertad combatiendo por la república; mientras que el otro se abstiene a formar parte de los cambios y las confrontaciones. Se limita a hacer su vida, a buscar oportunidades y a difundir su música desapegada de la política. Es entonces, cuando ganan los nacionalistas, que apoya al régimen en una arrebato oportunista que lo hace saltar al panorama musical español.

La tercera y última parte muestran a unos pianistas jóvenes. Están en París sin una gran remuneración, buscando una oportunidad para conseguir ser unos concertistas famosos a nivel internacional.

Aparece bastante reflejada, y con fidelidad, la situación de tensión respecto a la situación política europea y francesa. Manifestaciones y gritos a favor y en contra del frente popular; una cierta violencia en el ambiente entre ideologías opuestas.

También hay una enorme diferencia entre ambos músicos. Talentosos los dos; pero Doria prepotente, cínico, egoísta y egocéntrico mientras que Rossell: honesto y con falta de carisma. Es algo perceptible en toda esta tercera parte, pero va progresivamente en aumento hasta tal punto que, a la hora de la verdad, se ve que uno aboga por los principios mientras que el otro, cobarde, prefiere seguir cómodo en su posición.

Es un gran libro, recomendable. Me gusta su estructura y el autor presenta la trama, los personajes y el escenario de forma sincera. No se siente como un proyecto ambicioso, se vive como Albert Rossell.

3 comentarios:

  1. He oído hablar mucho de este libro, estoy deseando introducirme en él.
    Por cierto acabo de conocer tu blog, ¡Me quedo por aquí! ¿Te pasas por mi blog Esperando al Libro?
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de tenerte por aquí, Sara. Nada más pueda me paso.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Todo lo que tenga que ver con el piano me apasiona... Así que me apunto este libro (:
    Por cierto, te he nominado al Liebster Award :) Si te apetece hacerlo, te dejo aquí el enlace http://leeresplacentero.blogspot.com/2016/01/nominacion-liebster-award.html
    Un abrazo♥.
    Rocío.

    ResponderEliminar