13.1.16

Sombra

Eres mi seguidora más fiel, sombra.
Desde antaño; desde hace años
que rozas el suelo que constantemente piso
Sea hormigón, hierbas o tierra.

Oscura acompañante en el cielo diurno.
Siempre enfrentada a la luz ámbar de las farolas,
eres la única compañía en la soledad
que me asola a medianoche.

Déjame celebrar tu constante presencia
la oscuridad con la que me consuelas
¡Un brindis por ti, por mi amiga sombra!
Tu existencia me honra, me alegra.

Pero...

A su vez eres el eslabón que me condena,
la férrea cadena que amarra mi libertad,
la señal de la falta de cobijo,
de escasa protección fuera la convención.

Y es que eres oráculo y consejera
ante la debilidad de mi indecisión.
Bálsamo de hierbas que calma,
que apacigua mi temor al error.

¡Púdrete, malvada! Eres producto.
eres resultado de mi condición.
Te quiero, te quiero... ¡Lejos!
Y cerca. Un término medio.



2 comentarios:

  1. La soledad en compañía de cada yo es siempre una extraña mezcla de sombras y sueños. la sombra es esa compañera fiel que conoce a diario nuestra verdadera estatura. Tu poema es una interesante indagación apelativa sobre su naturaleza. Enhorabuena. Y me ha encantado la foto. Un saludo cordial y seguimos cerquita en la amistad y en los poemas. Como sombras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito comentario. ¡Gracias por tomarte las molestias!

      Eliminar