22.3.16

Riña de gatos - Eduardo Mendoza


Ficha técnica:
 



Título: Riña de gatos.
Autor: Eduardo Mendoza.
Editorial: Planeta.
Nº de páginas: 432 págs.
Año de publicación: 2010.

Sinopsis:


Un inglés llamado Anthony Whitelands llega a bordo de un tren al Madrid convulso de la primavera de 1936. Deberá autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, cuyo valor económico puede resultar determinante para favorecer un cambio político crucial en la Historia de España. Turbulentos amores con mujeres de distintas clases sociales distraen al crítico de arte sin darle tiempo a calibrar cómo se van multiplicando sus perseguidores: policías, diplomáticos, políticos y espías, en una atmósfera de conspiración y de algarada. 

Opinión:

Riña de gatos es una conocida obra de Eduardo Mendoza que se sitúa en la conflictiva y republicana España de 1936. Escrita en tercera persona, tiene como protagonista un especialista inglés de arte español y gran admirador de Velázquez que acepta un encargo -de dudosa legalidad- de tasar el precio de un cuadro y poder otorgarle una autoría. 

Vemos, entonces, una historia plagada de detalles de la España de la época que Mendoza representa a través de un extranjero, un personaje neutral y ajeno a la situación social y política del país. Actúa como   un puente para cargar la obra de un elemento descriptivo potente y sin teñirse de cualquier tipo de influencia. Así pues a través de este señor podemos apreciar el anticlericalismo, el movimiento obrero, las intenciones de los falangistas, la posición del ejercito y los diferentes puntos de vista según la posición económica y social de los personajes.

La trama es compleja y enrevesada. Aparecen una cantidad bastante grande de personajes -entre ellos algunos históricos- a los que se les exige una construcción psicológica brutal para estar a la altura de las circunstancia y la estructura. Mendoza se encarga con maestría de que no existan ni ángeles ni demonios. Cada uno mueve fichas en el juego atendiendo a sus intereses y en pro de una situación personal o grupal cómoda y segura. Si bien los marxistas y los falangistas hacen un pulso en balde para influir en Anthony, la hija del Duque lo utiliza -en un principio- para acercarse a José Antonio y los burócratas de la embajada inglesa lo convierten en un peón; metiéndolo así en el juego del espionaje para mantener su posición diplomática.

La difícil situación social entra en contacto con los intereses personales del inglés. Este se ve desorientado, dando tumbos de marea en marea tratando de conseguir alguno de sus propósitos iniciales y suplir su efímero enamoramiento.

Paso a paso, se teje en la obra una gran estructura en la que todos los personajes cumplen un rol determinado y condicionado por el exterior. De este no tienen escapatoria, o por lo menos unas opciones muy restringidas, y cuando tratan de salir de la telarañas impactan contra un obstáculo.

El final termina con un Anthony desorientado totalmente. ¿Quiénes son sus aliados? ¿Y sus enemigos? ¿Quién es Kolia y qué quiere? Si bien he de reconocer que me he aturdido un poco con el final, es un libro que merece la pena y exhorta a una segunda lectura más detallada.

2 comentarios:

  1. Hace poco comencé un libro algo similar que presenta algunos personajes históricos mezclados con un drama personal y un misterio por resolver y se me ha hecho un poco cuesta arriba, creo que este tipo de libros hay que leerlos con conciencia y paciencia. Excelente reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que a mitad obra puede llegar a ser un poco pesado de leer. Gracias por comentar.

      Un saludo.

      Eliminar