13.6.16

Cándido, Micromegas, Zadig - Voltaire

Ficha técnica:

Título: Cándido, Micromegas y Zadig.
Autor: François-Marie Aouret (Voltaire)
Editorial: Altaya.
Nº de páginas: 285 págs.
Publicación: 1759, 1752 y 1748.    














“Son los cuentos, de toda la varia y rica obra de Voltaire, que mayor difusión y gloria han merecido y los que han conservado con mayor viveza el frescor de su encanto. Quizás porque en ellos es donde, bajo la ficción, más se esconde el autor.”

François-Marie Arouet nace en París el año 1694 y su vida se desarrollará durante el siglo XVIII hasta su muerte en vísperas de la revolución burguesa de 1978. Su vida, la vida del Voltaire escritor estuvo fuertemente influenciada por una época conflictiva que sufría una transición política, económica y social.

Siguiendo este contexto, desde finales de siglo XVII se establece un combate entre el racionalismo (con una fuerte crítica por parte de Fontenelle) y la fe, que marcan un conflicto al que se suma François y que le llevará algunas veces a prisión, al exilio, pero sobretodo a madurar y mantener una postura prudente para evitar males mayores.

Es aquí donde entra en juego el uso del cuento y la presentación del mismo como traducciones extranjeras, un género que aparentemente pasa desapercibido y del cual se sirve para exponer su situación personal así como su opinión intentando evitar represalias:

Cándido cuenta la odisea emprendida por el protagonista (Cándido valga la redundancia) en busca de su amada Conegunda. Una travesía larga desde que le echan del castillo hasta que termina en una pequeña granja una vez la encuentra. Pasan por París, por Venecia y por las Américas para poder mostrar un mundo caótico que se encuentra en guerra constantemente.

Micromegas es un cuento bastante breve que muestra una peregrinación espacial de dos marcianos que llegan al planeta tierra con expectativas bajas y que, sin embargo, se quedan impresionados delante del enorme conocimiento de los humanos de aquello que les rodea. Pero también impactados de su avaricia y arrogancia.

Zadig es hombre de grandes dotes naturales enriquecidos por la educación, citando directamente al cuento. Pero también es una historia que lleva su nombre y bueno, es básicamente eso, su historia en la que de nuevo se hace especial mención a un mundo en conflicto. Sin embargo, en vez de mencionar a Francia, sitúa la acción el golfo pérsico.

En estas tres obras, la metafísica es un blanco claro de burla y sarcasmo por parte de Voltaire porque la consideraba pura especulación intelectual. Ya presenta a personajes como Micromegas y Zadig de tal forma que se mete con esta rama filosófica. El primero es un mal metafísico que escribe un libro en blanco sobre el espíritu mientras que  el segundo es un ignorante de esta ciencia como lo son todas las personas.

Al contrario que pueda parecer, son cuentos que no aburren –por lo menos no tanto–, son cortos y fáciles de leer. Pero realmente son complejos de comprender bien pues las citas indirectas a la situación personal o a la visión del mundo por parte de Voltaire son bastas y es necesario conocer ampliamente su trayectoria para poder captar todos los misterios que estas obras esconden.


Me dejo muchísimas cosas (o esa es la sensación que tengo) sobre los cuentos de forma consciente e inconsciente. Por ello os animo a leer e investigar por vosotros mismos esta obra. Pueden no ser una distopía juvenil y quizá por ello valga la pena su complejidad, porque aportan algo más que ocio.

7 comentarios:

  1. ¡Hola! Te he nominado al Liebster Awars https://neiradas.blogspot.com.es/2016/06/liebster-award.html

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganas de leer a Voltaire desde hace tiempo... sobre todo Candido. A ver cuando me animo, porque parece ser una muy buena lectura.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rocío por pasarte, espero que en cierta medida te haya animado más a leer este cuento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Como siempre, estupenda reseña, aunque esta vez menos extensa y exhaustiva (que no por ello, peor).
    No he leído ninguno de ellos pero me ha llamado mucho la atención el de Micromegas.
    Hace tiempo que no leo textos de este tipo de exprimirse el cerebro. No debería tardar, que de no usarlo se atrofia.
    Gracias por recordármelo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día te arrastraré al lado oscuro de la literatura y empezarás a reseñar libros de este calibre. Que encima siendo filóloga te veo más capacitada hahahaha.

      Un abruzo.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Interesante libro, lo tendré en cuenta!

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar