7.6.16

Crítica kantiana al argumento ontológico de dios

Después de haber usado la duda metódica como una herramienta para buscara una primera verdad que se mostrara de forma clara y distinta, Descartes consigue su propósito con la intuición: Cogito ergo sum. Aun así, los motivos de duda y la hipótesis del genio maligno no han sido negados y por tanto, el francés no puede afirmar nada más allá de que es una cosa pensante -entrando así en el famoso solipcismo que ni tan siquiera Berkerley se atrevió a defender-. 

Descartes necesita una garantía para poder confirmar la existencia de la res extensa y que aquello claro y distinto lo es realmente. Pone a dios como a un ser con todas las perfecciones y que cumplende forma estricta la teoría de la sustancia (con la que estamos considerando la existencia misma como una propiedad) Por tanto, al ser bondadoso y omnipotente, no nos puede inducir al error.

Sin embargo, tiene que argumentar la existencia de este ser para que su filosofía no se caiga a trozos. Presenta tres argumentos de los cuales el alemán Kant criticará el tercero: El argumento ontológico de la existencia de Dios.

Este argumento para Kant está tomando un punto de vista apriorístico de dios. Dicho de otra manera, su validez no depende de la experiencia sensible, Además, descansa sobre la suposición de que la existencia de dios es una propiedad analítica y necesaria para que este sea lo que es. Recuerdo que en ''Los postulados del pensamiento empírico'' nos enseña que el concepto tiene que relacionarse con la intuición y la experiencia para poder llegar a una verdadera conclusión sobre algo existencia del cual se esté afirmando. 

Pese a que dios sea concebido como una realidad suprema, sino podemos argumentarlo y verlo a través de la experiencia no estamos solventando nada. Aún queda por descubrir si existe o no. Podrá no faltarle de nada al concepto y a su contenido, pero no podemos afirmar que sea real o no sino se puede elaborar un juicio a posteriori.

Kant pensaba también que es absurdo introducir la existencia como una cualidad del concepto de dios y despues decir que dios existe. No se prueba nada, simplemente se está siendo redundante diciendo que una cosa existente existe.


Webgrafía:

Teoría de la sustancia

A posteriori y a priori

1 comentario:

  1. Hola. Te he nominado al Liebster Award. Aqui el link http://librosdeporvida.blogspot.com/2016/06/book-tag-2-liebster-award.html
    Saludos.

    ResponderEliminar