16.7.16

El desorden de tu nombre - Juan José Millás

Ficha técnica:

Título: El desorden de tu nombre.
Autor: Juan José Millás
Editorial: Alfaguara
Publicación: 1987
Nº de páginas: 176 págs.        










Opinión:

El desorden de tu nombre es ya la segunda novela que leo de este escritor e igual que la anterior, con la que guarda una estrecha relación en cuanto a estilo, puedo afirmar sin ninguna duda que me ha encantado.


No habrá ganado el premio Nadal como La soledad era esto, pero sí ha logrado que poco a poco el autor se posicione en una posición privilegiada dentro de mi criterio y alta estima. Que es uno de mis favoritos hasta el momento, vaya.


Y es que tiene una narración sobria e íntima que guarda un equilibrio con los detalles y la expresión artística del propio autor. La historia que se hace servir de escenario no tiene nada espectacular por sí misma. El autor se coloca con la tercera persona sobre la vida cotidiana –la intrahistoria urbana de finales de siglo XX diría Unamuno– de unos personajes entrados en los cuarenta y en los cuales se empieza a notar el peso de los años y una insatisfacción personal y hacia el mundo. Este esquema se repite en el otro libro leído, aunque no trata de contarnos lo mismo.

Si Elena Rincón representaba el desencanto que conlleva el ser adulto, la melancolía de un pasado idealista y rebelde ante los últimos años de la dictadura; Julio Orgaz representa un nihilismo profundo, un vacío vital en sus objetivos no le impide conseguirlos con cierto desencanto pero también destaca un pesimismo frente a su verdadero sueño de ser escritor.

«Juan José Millás entremezcla lo verdadero con lo hipotético, tejiendo una novela singular en la que el deseo de vivir y el deseo de amar se confunden.» Rolling Stone.

Así es. En esta novela la realidad, los deseos y los recuerdos se entrelazan tejiendo una niebla confusa. El amor es un tema principal, la extraña relación con Laura es un hecho palpable, pero en ella Julio ve un rostro familiar del que también estuvo enamorado. El deseo de amar, como dice la cita, se confunde con una añoranza hacia el pasado.

Julio es un hombre de éxito profesional dentro de la empresa pero, como Elena (recalco que son personajes de distintos libros), vive en un estado donde el tiempo parece haberse detenido y la soledad es la única de las compañías. Obviamente este paralelismo no acompaña toda la obra pues el final es distinto.  Este es más pasional cuanto menos.

La otra pieza del engranaje, Laura, es una ama de casa y también logra tener una psicología compleja. Mujer florero que ha abandonado su pasiones por las de su marido, un hombre acaudalado y con carrera política. Su monotonía se ve interrumpida un día por Orgaz, un hombre también de éxito pero que necesita encontrarse un hueco en la vida para rememorar su yo bohemio e intelectual. La relación es este aspecto curiosa cuanto menos, por no decir también intrigante.

Terminaré del mismo modo que he empezado. Este libro me ha encantado y me he visto en cierta medida reflejado cuando aparentemente no tengo nada en común con la historia que aquí se trata. Un libro muy recomendable, más aún si lo haces escuchando La internacional.

Post Scriptum: Quien lea el libro sabrá a qué me refiero con lo de la internacional.

3 comentarios:

  1. Qué gusto que varies un poco con tus reseñas. Desconocía al autor y su prosa, pero debe ser genial. Es increíble que uno se sienta reflejado con una lectura cuando menos se busca. Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    ¡Te he nomidado para un tag sobre hábitos de lectura, espero que te gustará!
    http://lapequenafrancesa.blogspot.fr/2016/07/tag-para-lectores.html

    ¡Une saludo! :)

    ResponderEliminar