13.11.16

¿Existe la buena y la mala literatura? - Segunda parte.

Esta entrada va a estar compuesta de una respuesta de Luka Henao a mi comentario sobre su vídeo (Pincha aquí para acceder a la entrada) que compone, a fin de cuentas, la primera parte de esta serie de reflexiones que tratan de componer un debate. Va a seguir este esquema, cada intervención una entrada.


Intervención de Luka Henao, cuyo blog es: Uranium

Buena respuesta. Da gusto poder entablar debates. Voy por partes:

1) Con respecto a que el arte debe entenderse o poder interpretarse. Eso sigue estando en el ámbito de los criterios subjetivos. ¿De acuerdo a qué obligación el arte debe ser entendible? No es más que tu criterio o tu gusto o deseo de que sea así.

2) En cuanto a la idea de que la literatura es anta todo comunicación. Estoy de acuerdo, como digo en el vídeo, de que en función de la utilidad o ámbito en que se desempeñe un texto, deberá ajustarse a las normas gramaticales para que pueda transmitirse correctamente. Es el caso, como bien dices, de los ensayos, de los textos histórico y demás. En ese tipo de textos, la función principal es transmitir información. Pero la literatura no tiene ninguna función definida, sino que es la manifestación creativa y libre de una persona. No se ajusta a nada, no tiene
reglas, es un arte. Aunque use el lenguaje, como es el caso de otros textos, forma parte de otra área, y aunque pueda parecernos que un libro debe ser comprensible ante todo, eso sigue siendo un mero criterio elegido por el gusto personal.

3) Con respecto a la determinación social en los individuos. Aunque sí considero que hay influencia social en las personas, también es cierto que hay una carga genética y una serie de sucesos biográficos que nos hacen diferentes a unos de otros. Si fuera como dices, las personas serían absolutamente idénticas en sus gustos y comportamientos, y aunque están cerca de serlo por el miedo a ser ellos mismos, si se liberasen habría mucha más variedad entre las personas. De todos modos, el hecho de que los gustos puedan estar influenciados por la sociedad no quita que sigan siendo subjetivos, dado que se dan en el individuo y al fin y al cabo la sociedad es una suma de individuos y no una entidad extra-individual. Es decir, no entiendo en qué sentido se podría decir que un gusto es objetivo.

4) Soy un relativista acérrimo. Lo que no he visto aún son verdaderos argumentos a favor de un objetivismo en el arte a la hora de valorarlo.

1 comentario:

  1. El arte debe entrar, hallar la puerta a ese espacio en el por fin nos detemos...

    ResponderEliminar