7.12.16

Un "te quiero follar" escondido entre el lenguaje

Noto el cálido contacto de tu cuerpo 
con la insensibilidad de mi rudo tacto
sensación que luz y vida trasmite a este espíritu yermo
empobrecido de sentimiento y sobrecargado de llanto.

Siento en mi interior un sin fin de excitantes sensaciones
y escucho atentamente cómo de ellas florece,
ese elemento punzante que, imparable, se expande.
Yo no soy más que el recipiente inoportuno del deseo más humano
 de todo físico -carnal y bruto- compuesto. Poco abstracto.

Este deseo es el que me empuja a llegar más lejos
y cada vez me obligo a tener más auto-control
porque, esto nuevo quizá un día pueda estallar
y salir gritando, libertino e impulsivo, fuera de control;
libre del ya no tan férreo yugo forjado por la razón.

Y para basarse en la perentoria vida material,
es la ingrata imaginación su mayor sustento
es la idea la que otorga de fuerza y fuego a mi sueño
abrasando a un servidor, un soñador desfallecido
que, por falta de coraje y energía,
a duras penas puede soltar un leve y resignado suspiro
dejando suelta la tentación que día a día lo corrompe.

Aun en precario estado, de mi ingenuo cerebro brota
la dulce posibilidad de explorar cada rincón
de tu cuerpo sólido e imperfecto cuya presencia
deja mi vena artística en mil pedazos,
en mil sucios pedazos..., rota.

De tu cuerpo sólido e imperfecto cuya próxima presencia
hace subir la temperatura y con ella,
cada una de mis letras, cada uno de estos versos,
hervidos por el calor ascienden como el vapor
perdiéndose en la para mí inalcanzable altura.

Entre estas líneas, tal vez sólo cace fantasmas
y cree falsas expectativas con pies de gigante
y cree la frustración sexual que aqueja mi alma.
Entonces, la última alternativa para mí será el Soma
una dosis diaria bastará para calmar mis penurias
y, como Aldous Huxley en mil novecientos treinta y uno,
veré el patético teatro que es el mundo como Un Mundo Feliz.

6 comentarios:

  1. No soy ninguna entendida en poesía, pero no están nada mal tus versos, exudan deseo y erotismo por todos los poros...

    ¡Un saludín!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Soy Santi y vengo de La Casa del Nómada!
    La poesía erótica no es mi temática favorita, pero la verdad que lo que escribes transmite mucho y, al fin y al cabo, eso es lo que importa en el verso.

    Te sigo desde ya!

    Un saludo y sigue así! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tomarte tu tiempo, Santiago.

      Personalmente, no pensé que estaba haciendo poesía erótica cuando lo escribía. De hecho, a mí dicho género ni fu ni fa, nunca he leído dicha temática. Pensaba más en expresar un aprecio de forma más cruda, animal, física..., sexual.
      Tampoco considero que responda al tópico, no me dedico a describir un cuerpo desnudo o una acción de la misma índole, es puro sentimiento.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. no sé, pero hazte podría convertirse en una canción ejjeje besos

      Eliminar